Ocho veracruzanos que enfrentaron tiempos difíciles, de revolución, de pobreza extrema,de guerra, de intervención extranjera. Pero con el carácter y fortaleza que distingue al veracruzano,supieron sacar al país de los grandes problemas nacionales.

Antonio López de Santa Ana, quien se mantuvo en el poder ocho años. Quien la historia lo recuerda como un gobernante enfermo de poder y traición,Francisco Javier Echeverria, un año.José Joaquín de Herrera un año.Sebastian Lerdo de tejada cinco años, José Francisco Pavón solo duró dos días, Francisco Lagos chaparro, un año, Miguel Alemán Valdés seis años, Adolfo Ruiz Cortines seis años.

Otros veracruzanos quedaron en el camino, caso concreto don Ángel Carvajal en ese entonces se desempeñaba como secretario del interior. Un grupo de políticos veracruzanos acudieron a entrevistarse con el presidente veracruzano, para proponerle que don Ángel Carvajal fuera el próximo presidente. El gran presidente don Adolfo Ruiz Cortinez, con sabiduría les contestó,” no creen ustedes que la nación ya está harta de la banba” ¿nadie contesto? Vayan y denle el respaldo al secretario Adolfo López Mateos el será el candidato…y fue presidente.

Nuestra historia, gran maestra de la política,nunca ha sido fácil, el camino de la nación con el mandatario Andrés Manuel López obrador,no será fácil pero si de arduo trabajo: abrir la brecha del progreso en su mandato tendrá que hacer una labor titánica y, en muchas ocasiones, de ejemplares sacrificios; de trechos largos en medio de las amenazantes tormentas que azotan al país y lo demuestra conservando la línea, sin desviaciones ni claudicaciones frente a las fuerzas contrarias que a toda costa pretenden atentar contra los intereses de la justicia social.

Nuestra revolución que de ella ya no se habla ha pasado de una conquista a otra sin detenerse; siendo siempre transformante, no ha perdido ni sus características esenciales,ni sus objetivos basicos: Sigue siendo Revolución.