Debido a la grave situación que vive México, realizará una cruzada porque entraron al poder gente que le está haciendo mucho mal a la nación.

Este nuevo estilo del capellán de Fátima, en hacerse sentir, que le importan los derechos humanos, los derechos de los hijos de Dios principalmente para los más pobres y marginados.

Asegura tener 12 millones de mexicanos del santo Rosario, rezaran todos los días para que le valla bien a México, porque la iglesia reconoce un mal gobierno.

Agregó que la familia pide vivir en paz y que pidan en sus plegarias por la libertad de México, además de que estos 12 millones de mexicanos se comprometan un día a la semana ayuno solamente a pan y agua. Así termina su postura mediante el video que dio a conocer en redes sociales.

¿Me parecen raras estas declaraciones? Cuál es el fondo de esta postura sacerdotal. Está claro que México tiene a un presidente VALIENTE Andrés Manuel López Obrador, tiene presente que al estado le corresponde directamente crear las circunstancias especiales para que los mexicanos obtengan los bienes materiales.

AMLO es el gestor del bien común. A la iglesia le toca la misión directamente espiritual. La predicación del evangelio, indirectamente tiene repercusiones políticas de bien común, cómo el séptimo mandamiento de la ley de Dios: » No hurtaras» que se traduce en no robaras al prójimo, al pueblo, al obrero, al campesino, etcétera. Este es un mandamiento de Dios que obliga a gobiernos, empresas e iglesia y personas.

Hacen falta estudios inteligentes para exponer ideas claras a los ciudadanos, cómo políticos, católicos y cristianos, de lo que son la iglesia y el Estado, de sus límites reales y de su posible cooperación para bien del pueblo.