En la entidad el gobernador Cuitlahuac Garcia Jiménez debe tener presente que si puede consolidar la gobernabilidad, la estabilidad y la certidumbre política .

Debe propiciar ahora un ambiente propicio para las inversiones productivas y la generación de empleos suficientes y bien remunerados.

Debe comprometerse a que en los próximos cinco años trabajará particularmente en favor de los veracruzanos más humildes, y debe ofrecer construir una entidad donde exista una armonía la diversidad de voces y pensamientos de políticos y empresarios así como de la gran riqueza étnica y cultural.

Las acciones del gobernador también deben estar dirigidas a las comunidades veracruzanas donde sostenga que gozarán del respeto a la pluralidad,transparencia y sustentabilidad con el propósito de fomentar la producción y el empleo,la riqueza cultural y la impartición de justicia que tanta falta le hace a este gran estado.

Los veracruzanos desean ver oportunidades crecientes de trabajo e inversión, además de que debe incrementar la estructura necesaria en zonas turísticas como la región de los tuxtlas para alentar su proceso de desarrollo a la empresa sin chimeneas.